MENU

Guía de tallas

Elegir bien tus zapatos, no es solo cuestión de estilo, ¡se trata también de conocer bien la talla!


Demasiado grande, un poco estrecho, algo justo...cuando la talla nos trae de cabeza, no es fácil sentise cómodo en tus nuevas deportivas. Descubre aquí la tabla de equivalencias que te permitirá de comparar las tallas españolas, US, UK y italianas, nuestros consejos para tomar medidas así como un pedímetro super útil.

Descubre nuestros consejos prácticos:


Tabla de equivalencias

Zapatos Mujer
cm ES UK US IT
22,4 35 2,5 4 34
22,7 35,5 3 4,5 34,5
23 36 3,5 5 35
23,4 36,5 4 5,5 35,5
23,7 37 4 5,5 36
24 37,5 4,5 6 36,5
24,4 38 5 6,5 37
24,7 38,5 5,5 7 37,5
25 39 5,5 7,5 38
25,4 39,5 6 7,5 38,5
25,7 40 6,5 8 39
26 40,5 7 8,5 39,5
26,4 41 7,5 9 40
26,7 41,5 7,5 9,5 40,5
27 42 8 9,5 41
27,4 42,5 8,5 10 41,5
27,7 43 9 10,5 42
Zapatos Hombre
cm ES UK US IT
38 5 37
38,5 5.5 37,5
25 39 5,5 6 38
25,4 39,5 6 6,5 38,5
25,7 40 6,5 7 39
26 40,5 7 7,5 39,5
26,4 41 7,5 8 40
26,7 41,5 7,5 8 40,5
27 42 8 8,5 41
27,4 42,5 8,5 9 41,5
27,7 43 9 9,5 42
28 43,5 9,5 9,5 42,5
28,4 44 9,5 10 43
28,7 44,5 10 10,5 43,5
29 45 10,5 11 44
29,4 45,5 11 11,5 44,5
29,7 46 11 11,5 45
30 46,5 11,5 12 45,5
30,4 47 12 12,5 46
30,7 47,5 12,5 13 46,5
31 48 13 13,5 47
31,4 48,5 13,5 14 47,5
31,7 49 14 14,5 48
32 49,5 14,5 15 48,5
32,4 50 15 15,5 49
Zapatos Niños
cm ES UK US
9,7 16 0,5 1
10,4 17 1,5 2
11 18 2 2,5
11,7 19 3 3,5
12,4 20 3,5 4,5
13 21 4,5 5
13,7 22 5,5 6
14,4 23 6 6,5
15 24 7 7,5
15,7 25 7,5 8
16,4 26 8,5 9,5
17 27 9 10,5
17,7 28 10 11
18,4 29 11 12
19 30 11,5 12,5
19,7 31 12,5 13
20,4 32 13 1,5
21 33 1 2
21,7 34 2 3
22,4 35 2,5 3,5
23 36 3,5 4,5
23,7 37 4 5
24,4 38 5 6
25 39 6 7
25,7 40 6,5 8
26,4 41 7

Como medir bien el pie

1 Descargar el pedímetro

2 Imprímelo en una hoja formato A4

3 Sigue las instrucciones para utilizar bien el pedímetro

4 ¡TA-CHAAAAN! Después de años de dudas, ¡al fin conoces tu verdadera talla!

Mesurar la talla del pie

Guía práctica

Niño: Pequeño pie que se hará grande

Talla zapatos niños

¡Bienvenido al mundo de los piececitos!

Desde el 1er mes, los zapatos tienen ante todo una función protectora contra el frío o contra los choques eventuales.
La idea de que el zapato va a ayudar a un bebé a ponerse de pie más rápidamente es falsa. Para el bebé el zapato es un cuerpo extraño, algo que rechaza bastante naturalmente.
La mayoría de bebés descubren como gatear entre los 6 y los 10 meses. Esta etapa va a estimular el desarrollo muscular y óseo del pie, a mejorar su estabilidad y su control postural que progresivamente va a permitirle hacer sus primeros pasos. Hay que escoger zapatillas vendidas bajo la denominación "zapatos preandantes".

He aquí los elementos que deben integrar los primeros zapatos (tallas 16-21):

  • Cuero por la parte superior y forro del pie, material transpirante y antialérgico.
  • Suela antideslizante de 1 cm de espesor máximo. Debe ser resistente, pero no demasiado rígida para no entorpecer el desarrollo de los pasos.
  • Una material que proteja el pie, pero flexible.
  • Un contrafuere rígido para que el talón quede estable.
  • Debe quedar un espacio entre la punta y el dedo del bebé. Para un bebé que no sabe plegar todavía bien el pie, es bueno para el pie que tenga margen de movimiento.
  • Una lengüeta de buena longitud para que proteja el empeine.
  • Atención de no plegarla en el momento de ceñir los cordones: las irregularidades en la lengüeta podrían hacer daño al bebé.
  • Un cierre del zapato que permita adaptar la presión a la pisada del niño (cordones preferentemente).
  • Jamás utilice zapatos ya llevados; el niño precedente les dejó su huella y forzosamente las deformó a su manera.


Primeros pasos: ¡en ruta hacia la aventura!

Es hacia la edad de 10 meses que la elección del primer "zapato preandante" se pasa, a la etapa de la posición vertical. El pie del niño comienza a soportar todo el peso del cuerpo, a ver sus músculos desarrollarse y su bóveda plantar formarse. ¿El zapato que le hace falta? Ni demasiado pesado, ni demasiado rígido, ni demasiado ascendente, con suelas reforzadas pero flexibles: debe ante todo ser confortable, proteger el pie y darle al niño una mejor estabilidad en el momento de sus primeros pasos. Si están mal adaptadas, el equilibrio necesario para la adquisición de la marcha corre peligro de tardar más en llegar.

La talla del niño evoluciona entre la 17 y la 27, crece de 2 a 3 números al año hasta la edad de 5 años. En la medida en que su esqueleto es todavía flexible, no siente o siente muy poco dolor si sus zapatos se vuelven demasiado pequeños. Hay que estar muy alerta y examinar regularmente el par de zapatos que lleva. Si se vuelven demasiado pequeños, la punta de sus zapatos comienza a deformarse bajo la presión de los dedos del pie y a veces hasta se rompe el forro. Para estar seguro que se trata del buen número, hay que poder pasar un dedo entre el talón del niño y el zapato. Este hueco tiene en cuenta el crecimiento y el movimiento de empuje (en el momento de andar es el movimiento por delante del pie en flexión al contacto del suelo).

Ya anda como los mayores

¿Andar? ¡ Ahora, tu niño aprovecha todos los instantes para correr, saltar, bailar, escalar, andar! De los 3 a los 5 años, los movimientos y la reserva de energía son ilimitados, y el niño puede sufrir limitaciones importantes en sus pies en plena formación. ¡Y esto continúa cada vez más en cuanto entra en el patio del colegio! ¡Los zapatos deben ser particularmente resistentes y muy confortables! ¿Su niño desgasta sus zapatos del lado interior? Forma parte de los pronadores. ¿Los desgasta sobre el lado exterior? Forma parte de los supinadores. Hable de eso a su pediatra o directamente con un podólogo.

Hasta los 12 años, aunque tu niño tenga un gran pie, es preferible favorecer los zapatos especializados junior. Su crecimiento no se ha terminado y los zapatos de adulto no ofrecen todavía la ergonomía adecuada.

Para elegir bien tus botas...

talla botas mujer ¡Primero hay que tomar bien tus medidas! Mira las fichas de producto para descubrir todos los detalles que conciernen a las medidas de las botas.

Para medir el tallo, tomamos la longitud entre el tendón de Aquiles y la altura de la bota.

Para medir el contorno de pantorrilla, ponemos la bota plana, tomamos la anchura de la parte más ancha de la pantorrilla, y la multiplicamos por 2.

Para todas aquellas que tienen dificultades en encontrar botas adaptadas a una pantorrilla más gruesa, Sarenza propone una selección de botas con elásticos así como de botas con cordones que se adaptan perfectamente a todas las morfologías. No dudes más en pedir tus botas en Sarenza: si finalmente no aciertas, podrás devolverlas sin ningún problema.

¿Como elegir bien los zapatos de tacón?

Elegir zapatos de tacón Llevar zapatos de tacón, es ante todo una cuestión de habituarse y de comodidad.

La mayoría de las veces, las mujeres prefieren andar sobre un tacón bastante ancho y de 3 a 4 centímetros de alto, que permite un mejor equilibrio que los tacones finos. ¡Si eres una incondicional de los tacones de aguja, encuentra tu felicidad entre nuestros modelos de 8 centímetros y más! Para finalizar, no olvides que para sentirte bien en tus zapatos de tacón, hay que alternar tacones planos y tacones altos. De ese modo, preservarás tus articulaciones y tu espalda. Sin embargo, si tienes dolor de espalda, prioriza bailarinas con un tacón de 1,5 centímetros aproximadamente más bien que zapatos extraplanos.